Como manejar las TARJETAS DE CRÉDITO de manera CORRECTA - Vivir con Finanzas

Post Top Ad

sábado, 14 de septiembre de 2019

Como manejar las TARJETAS DE CRÉDITO de manera CORRECTA


Como manejar las TARJETAS DE CRÉDITO de manera CORRECTA

Cómo manejar las tarjetas de crédito de manera correcta

Me he encontrado más de una persona que tiene problemas para manejar a la perfección las tarjetas de crédito. Sin conocer el porqué, muchos usuarios se sienten al límite del cansancio con esas innumerables comisiones que solicita el banco por su uso. Los clientes que no logran resolver este problema terminan cancelándolas y por ende, pierden esa buena fuente de financiamiento que nos puede servir para invertir en futuros proyectos o sacarnos de un aprieto económico.

Las tarjetas de crédito no son malas, tienen una función, otorgarnos un soporte financiero ante cualquier eventualidad. Si no sabes cómo controlar esos gastos, este artículo es para ti.

¡Hoy te enseñaremos cómo manejar las tarjetas de crédito de forma correcta!





¿Qué son las tarjetas de crédito?

Son una opción financiera que otorgan los bancos para que podamos tener dinero a nuestra disposición que no es nuestro. Fíjate muy bien en la palabra “No es nuestro” esto quiere decir que sólo es un préstamo que debemos reintegrar con una comisión extra.

En otras palabras, si el banco me otorga $100 y la comisión es del 20% por esos $100 mensuales yo debo reintegrar al banco $120 al mes en proporción esto sería un 20% más de pérdida para nuestro capital.

Cómo manejar nuestros créditos

El control de los gastos es un principio que todos los jefes de familia o aspirantes a serlo deben manejar con mucha facilidad. Es decir, un presupuesto bien equilibrado entre dinero de entrada y gastos nos asegura una pronta libertad económica.

Errores más comunes


       No incluir en el presupuesto la tarjeta de crédito: Todo todo tipo de ingreso que generan los integrantes del hogar debe ser añadido al presupuesto mensual del mismo, eso incluye las tarjetas de crédito. Aunque no es un ingreso debe considerarse para aliviar el capital.

       Gastos incalculados: Uno de los típicos errores que se comete cuando se obtiene una tarjeta de crédito es pensar que la fuente de ingreso es propia y que no la debemos, cuando gastamos mucho más dinero de lo que tenemos lo que estamos es generando un sobreendeudamiento haciendo que sea mucho más difícil pagar las deudas o costear algo de verdadera necesidad.

       No conocer las comisiones de pago: Me cuesta creer que hay personas que no conocen ni una sola de las tarifas que se aplican al uso de las tarjetas de crédito. Estas son las que van a definir las comisiones o los intereses que debemos pagar por el monto que se nos fue acreditado. Cuando no llevamos el control de estos intereses se ve reflejado a final de mes acumulándose de tal forma que supera a nuestro ingreso mensual haciendo que quedemos en números rojos con mucha más facilidad.

Consejos para manejar la tarjeta de crédito





       Usa lo necesario: Como el dinero de la tarjeta de crédito no es nuestro en su totalidad entonces debemos utilizarla cuando de verdad amerite hacerlo. Se puede utilizar la tarjeta en repetidas ocasiones siempre y cuando no llegue a afectar la economía de tu familia. Evita gastos innecesarios y sobre todo no sobregirar la tarjeta.

       Solicita las comisiones: Pídele a tu banco que te recuerde o investiga acerca de las comisiones de las tarjetas de crédito en tu banco. Con este porcentaje de comisión podrá saber cuánto está afectando tu presupuesto y así controlar de una manera más efectiva dichos egresos para que a final de mes tus números no terminen en rojo.

       Úsala después de la fecha de corte: Si quieres ganar tiempo para generar un poco de dinero para pagar esa ropa, comida, celular etc que te vas a comprar, entonces procura hacer uso de la tarjeta una vez pase la fecha de corte.

¿Cuándo utilizar la tarjeta de crédito?

Utilizar la tarjeta de crédito dependerá de persona en persona, cada una tiene prioridades por la que puede considerar el uso de una tarjeta. Lo que no se puede permitir es el uso indebido, como por ejemplo, cuando no tenemos suficiente dinero para pagarla o cuándo el equipo que queremos adquirir puede esperar un poco más. Además de eso, sí existen otras condiciones por las que el uso de la tarjeta puede ser posible como la salud problemas financieros o inversiones.

¿Qué hay de las inversiones?

Las inversiones para generar dinero activo o pasivo es la mejor alternativa para utilizar nuestra tarjeta de crédito sin afectar directamente toda la economía familiar, ya que al crear un soporte que al transcurrir del tiempo puede incrementar el ingreso, se puede considerar como la opción más viable.

Cuando utilizamos la tarjeta para comprar artículos como un teléfono y luego revenderlo para sacarle una ganancia, se considera buena inversión ya que podemos pagar la comisión de la tarjeta de crédito y quedar con un poco de capital para volver a invertir en otro artículo para la venta.  Siguiendo este ciclo podemos definir que una tarjeta de crédito puede ser de beneficio en su totalidad.

Las tarjetas de créditos con puntos




Existe otro tipo de tarjeta de crédito conocidas como las tarjetas con puntos para viajes o puntos para premios. Estas le otorgan al usuario la ventaja de obtener puntos cuando gastas dinero que se convierte automáticamente en puntos para canjear por distintos premios.

La pregunta es ¿Acaso crees que estos premios se pagan gratis? ¡No verdad! Aunque tú no lo creas, estás pagando por esos viajes inconscientemente, ya sea con tarjeta de crédito normal o con tu tarjeta de crédito de puntos. Todo el proceso ocurre cuando pasas tu tarjeta por los puntos de venta asociados como MasterCard y Visa cobrándote una comisión que paga los viajes de otras personas y los tuyos.

¿Y por qué no?

Creo que esta es una de las razones principales por las que evitar utilizar la tarjeta de crédito es un desperdicio de dinero, ya que si nos cobran un porcentaje para pagar los viajes de los demás entonces prefiero utilizar mi tarjeta para pagar mis viajes con moderación y control de mi presupuesto.

Manejar una tarjeta de crédito con total normalidad es cuestión de práctica, estudia un poco cuál es tu situación financiera, medita en lo que puedes gastar y sobre todo conoce qué es lo que está ocurriendo en tus salidas de dinero que no permite que las tarjetas de crédito se mantengan con un saldo positivo.






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Post Bottom Ad